Cocinando para los propietarios. 23 julio

Es bien curiosa la paradoja de estas mis labores, no dejo de moverme sin salir de la cocina, surcando mares que bien podían ser océanos y así mismo mi vida se limita a la cocina y al camarote. Evidentemente uno necesita evadirse, y entender que la vida va más allá de la pasarela, y para eso están los vinos en el scraffy bar, las llamadas telefónicas o internet en alguna ocasión; pero lo que verdaderamente me mantiene lúcido, pensativo, emocionado o entretenido es la radio, compañera fiel incrustada en las entrañas de mi teléfono movil que a través de unos auriculares mugrientos pero firmes me contó historias de todo tipo o color que atrás se quedaron como algún que otro decilitro de aceite sucio donde no correspondía, jeje. Y esto viene a cuento de que esta tarde del 23 julio Carlos Sastre reventaba la etapa del L´Alpe-D´Huez para ganarla y posteriormente, ganar el Tour, detrás Samuel Sánchez que más alegrías nos daría en las olimpiadas y cuarto Valverde, que más decepciones nos daría en la vuelta de España. Subía Sastre e Íñigo Marquínez lo narraba, Heri Frade ahí estaba, Linares, Anselmo Fuerte, también, que personajes, que emoción, que gusto daba participar de esta fiesta deportiva con la frente apoyada en la lacena y el nanas escarbando en la cazuela reseca de la crema catalana...
...porque crema catalana, con plátano flambeado, es el postre de este 23 de julio, que hice uno de los platos que más ganas tenía de hacer: la crema de zanahoria y naranja con jengibre terminada con agua con gas, una idea de Marcelo Tejedor cuyo resultado es curioso, y ya está. Fue curioso también el aperitivo: anchoa sobre sobao pasiego y aceite picante que tenía por allí, ni falta hará decir que iba de culo y pillé lo que me vino a mano. Y de principal un solomillo de ternera con boniato asado con romero y miel, mantequilla de hierbas y fondo de ternera, el resultado seguro que sabroso, pero la presentación...



Safe Creative #0812200054710
Free Counter