Cocinando para los propietarios. 24 julio

Este jueves no fue un gran día, las expectativas eran buenas, pero el resultado nefasto, y no catastrófico gracias a una inocente receta de esas que también tenía ganas de preparar: las peras al vino con crema de arroz con leche, esas que aparecen en el vídeo danzando alegremente cuales generosos senos en feroz coito.
Pulpo á feira de aperitivo a sabiendas de que los ingleses no gustan mucho tales especies, fantástico entrante como ensalada con queso de cabra gratinado y grosellas en almíbar, a pesar de que el queso no era nada fresco y la nevera no ayudó, se deshizo todo y el resultado final del plato era verdaderamente digno de fotografiar y enmarcar, una mierda. Plato principal: salmón gratinado con salsa holandesa, con su piel crujiente y espaguetis de tinta de sepia, nada, la holandesa se chafó toda en el horno, y el resultado final no muy agradable de ver. Finalmente las peras al vino salvaron la comida hasta el punto que el propietario me dio la enhorabuena alabando mis postres y pidiéndome que hiciese una vez más aquel postre que yo había hecho en junio, aquella delicia de chocolate fundente digna -y son sus palabras- de cualquier restaurante de estrella michelín, quería sentir de nuevo esa fiesta del chocolate en su alma; Andrew quería que preparase para él, una vez más: "El coulan de chocolate de Comercial Vera, en caja de a 12, ultraconjelados y 12 minutos a 180ºC".
-Oh, yes, sure!!- que significa literalemente: "estoy jodido".




Safe Creative #0812200054710
Free Counter