Tiempo de estudiantes.

He aquí mi uniforme nuevo de punta en blanco: zuecos, calcetines, chaquetilla, gorro y pico; el pantalón azul a cuadros. Inmaculado y pelo recién cortado -a medio afeitar, siempre-, cabeza levantada; carpetita con papeles y todo; y ese maletín nuevo con su cebollero que ya acumula alguna batalla en la que pereció, no mucho tiempo atrás, la puntilla que descansa merecidamente y despuntada en mi hogar,lugar de sosiego y retiro. Guarda el maletín una espátula pastelera, un pelador y un termómetro ruín. La chaira merece protagonismo, y el deshuesador, cuando se estrene, también; tengo también una nueva puntilla que tendrá que ganarse mi afecto.
Comienzo a cursar lo que se quiso llamar "Postgrado en alta cocina", que consiste en tres asignaturas: Dietética, Teoría de cocina, y Práctica, subdividida en pastelería, servicio de restaurante y decoración de buffets.
De dietética no tengo ni idea, así que todo lo que pueda aprender será bienvenido y espero que me ayude a entender mejor la cocina y conseguir más criterios a la hora de componer un plato; el trabajo en restaurante puede servir para familiarizarme con una partida perfecta y corregirme; pastelería es una de mis grandes carencias, así que he de aprovechar especialmente esta asignatura; y de la decoración de buffets..., aquí he de centrarme mucho y darlo todo, porque ni me motiva, ni lo valoro, ni se me dará bien.
Veamos que da de si...
Safe Creative #0812200054710
Free Counter