Se o vello Cunqueiro viñese ás illas...

Si hubo un "En un lugar de la mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme,..." o un "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento,..." debería haber un "Aquí van, sin orden ni concierto, mis saberes de arte culinario..." Quizás hipérbole, quizás no, quizás Merlín y feirantes, menciñeiros o gente de aquí y de acullá, quizás el viejo Cunqueiro venga a las islas, que boa falta nos fai... y entre tanto...

"Aquí van sin orden ni concierto, mis saberes del arte culinario, y de vinos, y también mis invenciones, el gozo de imaginar a un duque de Berry en una galería comiendo una liebre que nunca comió, o aun santo bretón vendimiando el "muscadel", que nunc avendimió, o al conde -duque de Olivares provando el gazpacho yendo hacia Doñana con el fatuo Felipe IV, o a unos canónigos tarraconenses en una merendola de popets. Quiero decir que mezclo cocina y cultura cristiana occidental, historia desde los días del señor latino de la Ciudad y el Mundo, hasta el ajoarriero de Castilla y Aragón. Y combiene decir que ha sido en la cocina donde el hombre (...) puso más imaginación, mucha más que en el amor, o que en la guerra."

Safe Creative #0812200054710
Free Counter