Wigilia. Navidades en Polonia III.

La Nochebuena es la Wigilia en Polonia, al igual que en España, es el día en que se celebra el inmediato
nacimiento de Jesúcristo y en cierta manera el nacimiento de nuestra civilización. Esto lo digo sin ninguna pretensión religiosa, aunque sin renunciar a la naturaleza de la celebración en sí. Un Árbol de Navidad en octubre, anuncios de juguetes y perfumes, un santa baby en el hilo musical, unas gambas guarras a 30€/kg, y en consecuencia: una cuenta bancaria temblando, no resultan ni mucho menos entrañables. Aquí, en Polonia, aunque no recuperé el tintineo agradable en la colleja que me producía la Navidad de antaño, si pude disfrutar una celebración más compleja y emotiva, llena de significado, al menos en las formas.

La mesa se viste de gala, dejando siempre un asiento libre y preparado para un comensal inesperado, en el centro de la mesa, bajo el mantel, se oculta un manojo de paja en memoria del pesebre donde dice la Biblia nació Jesús; también en el centro, pero a la vista se deja el opłatek (obleas) que en el momento de comenzar, (al aparecer en el cielo la primera estrella, o lo que es lo mismo, sobre las cuatro de la tarde) el cabeza de familia lo reparte para que se intercambie con buenos deseos para el futuro. A continuación se come.

Como manda la tradición, la comida consta de doce platos sin carne. Cito a continuación el menu de Nochebuena en casa de mi suegro, en Konstantynow:


-Zupa grzybowa (sopa de setas secas);

-Barszcz z uszkami (sopa de remolacha con pequeños pierogi);

-Pierogi z kapusta (una especie de ravioli relleno de una elaboración a base de col);

-Kluski z makiem, (como tallarines con una pasta de semilla de amapola y miel);

-Sledzie w smietanie (arenque con nata);

-Sledzie w oleju (algo así como arenque en escabeche);

-Karp smazony (carpa rebozada);

-Karp w galarecie;

-Salatka wielowarzywna, (parecida a nuestra ensaladilla rusa)

-Kapusta w grzybami, (col fermentada y setas, es un plato similar al conocido bigos, pero sin carne);

-Kompot z suszonych owocow, (bebida hecha a base de frutas en almibar, no se si realmente se incluye en los doce platos, pero aquí queda)

-Sernik, makowiec, keks (difrentes tartas)

- Kruche ciasteczka (pequeñas pastas)

Aquí hay que añadir un surtido de turrones y una botella de licor café que enviaron mis padres para completar la estampa.

Y después de la cena, a golpe de vodkas llega el momento de acudir a la iglesia para celebrar la Pasterka (misa del gallo). Nosotros acudimos a la de los franciscanos de Serpelice, hermosa iglesia de madera que ni que decir tiene, estaba a rebosar.

Dormimos para enfrentarnos al día siguiente a nuevos manjares y botellas de vodka; hubo entre medias, un paseo por el bosque obscuro atestado de jabalies y quizás lobos, aquí tampoco faltó bebida, ni al regreso ni al día siguiente en esa discoteca donde algún intrépido idiota soltó gas-pimienta que nos espantó hacia otros locales donde siguió la fiesta que terminó negociando precios con taxistas por un trayecto importante.

1 comentario:

ROBERT dijo...

Polonia tiene que ser tan bonita de visitar, lo tengo apuntado en mi lista de viajes. xD

Safe Creative #0812200054710
Free Counter