Compañeros de la EHIB. Juan Carlos Romero.

Juan Carlos es el buen rollo personificado. Victimilla de sus própias historias distorsionadas sobre ponis surrealistas, de mofas canallas y de comparaciones cansinas. Pero su actitud siempre positiva le define. Jovenzuelo de Llucmajor, de trayectoria corta pero sólida, optimismo, simpatía, cordura, generosidad y libre de prejuicios, nada remilgado. Claro que también jovial y dicharachero, que no se pierde ningún sarao el tío, de hígado duro y danzas vertiginosas.
Juan Carlos transmite buen rollo, lo he dicho, y es una gran persona y aunque nunca coincidí con él por la cocina, se adivina que es un extraordinario profesional.
Safe Creative #0812200054710
Free Counter