Volver, volveré...

Volver, volveré, porque aunque me falta tiempo e internet, no me faltan ganas de escribir cosas. La canción de Paulinho, tan llena de significado, cerraba esta etapa dura de incertidumbre, y aunque el camino no parece lleno de florecillas, al menos hay hacia donde ir, que es mucho. Descubrí un restaurante que merece muchas letras y donde pasé unas semanas hasta que finalmente conseguí el ansiado y necesario trabajo a bordo, que también dará mucho de que escribir. El restaurante fue Es Rebost d´Es Baluart, y el yate es un precioso Leopard 34m con una cocina fantástica, cuya imagen coloco aquí para ilustrar el post.
Safe Creative #0812200054710
Free Counter