El trabajo de tú (miserable) vida.

"Se busca cocinero particular, llamar al 670356XXX" rezaba una de las escasísimas ofertas de trabajo que aparecen en la prensa.

-Hola, llamo para preguntar sobre la oferta de trabajo.-pregunto-
-Si, muy bien, -asiente un voz madura y femenina- preséntese mañana en el número 16 de tal calle entre las cinco y las siete para ser entrevistado, traiga un currículum con foto.
-¿en tal número de tal calle?, vale, y esto...¿está en Palma?-pregunto mientras apunto la dirección.
-En tal calle, sí, número 16 bajos.- sentencia secamente.
-Vale, gracias - me despido dando por supuesto que está en Palma-

Y allí me voy, a eso de las 18:40, y de allí vengo, calentito. Calentito por la calefacción y por lo que sigue:
Después de escuchar, por cortesía de las paredes, parte de la entrevista anterior, paso a dentro y entrego a la entrevistadora mi cv y esa preciosa tarjeta que me diseñó Aga y que siempre arranca algún alago del receptor. Directamente y sin formalismos, me hace varias preguntas referentes a mi experiencia laboral y mi vida personal. Respondo y procede a explicarme la oferta:
El señor quiere una persona que se dedique sólo a cocinar porque le gusta alimentarse bien, una persona que conozca el mercado y la cocina saludable, que le ofrezca diariamente sugerencias, que cocine todo à la minute,y que se encargue, por supuesto, del aprovisionamiento. El señor quiere una persona que prepare desayuno, comida y cena de lunes a domingo, con un día y medio libre entre semana -porque a veces se va a su barco, que el señor también tiene barco-. El señor quiere una persona que trabaje por mil euros al mes.
Aquí palidecí, y no me hizo falta decir nada, mi cara fue suficiente para que la señora se escusase con ese bendito argumento: -...las cosas estás como están y es lo que marca el mercado...- Esbozando una sonrisa intercambiamos las últimas palabras antes de salir por la puerta con todas esas palabras que querían salir de mi cerebro: denigrante, insultante, miserable,...

Yo no quiero ser soberbio, el tema laboral no me van muy bien y ojalá nunca me tenga que tragarme estas palabras, pero por dignidad, joder, por ética! ¿Cómo se puede ser tan miserable?¿Cómo vamos a salir de esa recesión de la que Europa del euro ya ha salido, si quien puede dar un paso adelante, da dos hacia atrás?!

4 comentarios:

leonor de sousa bastos dijo...

Diooosss!...que mal estamos!

pfgarea dijo...

muy mal Leonor, muy mal...
(un besote! ;) )

Gourmetdeprovincias dijo...

Pues si, muy mal estamos.

Ánimo y adelante. Al final de esta crisis no nos sacará nadie, así que toca aguantar y sacarnos nosotros solos.

pfgarea dijo...

Gracias por el apoyo Gourmet, yo mantengo el optimismo!

Safe Creative #0812200054710
Free Counter