El gran descubrimiento.

Hace tiempo, buscando algún elemento decorativo para un postre, hice un almíbar de albahaca que resultó sorprendente, con lo mismo, pensé que algún día debería hacer un postre con esta hierba. Lo más sencillo: una pannacotta. Este verano hice una, simplemente infusionando la hierba en la mezcla de leche y nata. El resultado me pareció excepcional, y creyendo que había creado algo estupendo, decidí hacer una foto para colgarlo aquí. Lamentablemente echando un vistazo rápido por la red, me di cuenta que no había descubierto nada...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece una idea muy buena y yo no la conocia, por lo que para mi eres tu el inventor!!!!

Un abrazo,

Sergio

pfgarea dijo...

Un abrazo, gracias!

Safe Creative #0812200054710
Free Counter