Feliz cumpleaños!

 Apareció en el yate para encargarse de una jauría de "crianças", y reapareció semanas después para echar una mano en los días especialmente intensos que se avecinaban. Por circunstancias familiares y tristes la chief stew tuvo que irse, encontrándose nuestra protagonista sola ante el sinfín de responsabilidades que conlleva el housekeeping de un yate: camarotes, lavadora, plancha y limpieza en general, servicio de desayuno, comida, cena y canapés, también brebajes varios y otros caprichos -con frecuencia absurdos- de los respetables. Con todo,y sin experiencia previa en los quehaceres de un yate de lujo, sacó adelante todas las tareas requeridas con una profesionalidad encomiable. Pero lo realmente extraordinario es que, a la muy mona, nunca le faltó una sonrisa para nadie, buena voluntad, entrega, y sobre todo un buen rollo que contagió a toda la tripulación.
   Recuerdo cuando fondeando en Cala Jondal, se levantó de madrugada para compartir un cigarrillo conmigo durante mi guardia y charlar un poco. Recuerdo su cara adormilada y su vocecilla frágil de recién despertada entrando a la cocina, recuerdo incluso cuando se levantó escuchando música con los auriculares en las orejas porque estaba enfadada conmigo sin yo saberlo..., recuerdo como le gustaba comer cuando le gustaba, porque por supuesto no todo era de su gusto; recuerdo conversaciones y el cariño con el que hablaba de sus amigos y familiares. Ojalá hable así de mi, aunque nunca le haya preparado los calamares rellenos que tanto le gustan, y que nunca prometí, como tampoco prometí llamarla en su cumpleaños-que es hoy- y quizás no lo haga, pero no significa que no la quiera un montón y que le estaré siempre agradecido por ser como es.
¡¡Feliz cumpleaños!!
Safe Creative #0812200054710
Free Counter